Juan Carlos Ferrero, el paellas en algunos ámbitos relacionados con las apuestas, el mosquito para otros, ganador de Roland Garros en 2002, se despidió de la arcilla parisina y de los juegos de Pekín tras lesionarse cuando iba dominando a Marcos Daniel, número 79 del ranking al escribir estas líneas.

Dejando a un lado los nombres, este suceso nos viene bien para recordar que el riesgo de lesión está ahí. Ya hablamos un poco de él en un anterior post sobre Ivanovic, así que esto es un recordatorio de la necesidad de limitar el riesgo en todo momento. No dudes: cuanto antes asegures un profit y tu dinero esté fuera de peligro, mejor.

Os dejo con la gráfica de las cuotas en el partido de Ferrero (7-6 (5), 2-2), habla por si sola:

 

 

 

Anuncios